Pedido de Cumplimiento a la prohibición de distribución de bolsas plásticas

El pedido de cumplimiento de la Ordenanza Nº 11.601 se fundamenta en la necesidad de proteger el medioambiente, ya que la utilización de bolsas plásticas contribuye a la contaminación del mismo. La mencionada normativa estableció su entrada en vigencia para el 01/01/2012, determinando que podrá ser prorrogado por única vez hasta veinticuatro (24) meses.

Las bolsas plásticas emplean enormes cantidades de energía para su fabricación, están elaboradas con sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. Asimismo, las bolsas serigrafiadas en numerosas ocasiones contienen residuos metálicos tóxicos.

El problema radica en que un gran número de ellas acaban siendo desechadas sin control, contaminando tanto las ciudades como los ecosistemas naturales, generando de esta manera una masa de residuos no degradables imposible de controlar. El 60% de los desperdicios producidos por los hogares en el mundo proviene de bolsas plásticas y envases utilizados y no reciclados, los cuales están contaminando suelos y, especialmente, los cursos del agua.

Por ello es que observamos que cada bolsa de plástico que se utiliza a diario tiene un alto costo medioambiental, a pesar de su bajo precio en el mercado. Desde nuestro espacio proponemos que el Ejecutivo afirme la postura inicial sobre el control en el uso de estos elementos que perjudican a nuestra ciudad y vecinos.